¿Cómo caerte de la tabla de surf?

Después de un pequeño parón vacacional, volvemos con mucha fuerza.

Estos días estamos teniendo un buen swell, lo que nos está permitiendo surfear buenas olas y de tamaño considerable. Las predicciones auguraban olas de 2-2’5 metros, y las hemos sufrido. A su vez, hace unos días me tope con un interesante artículo sobre como caer bien para evitar daños en la página http://www.surfscience.com así que la entrada de hoy irá dedicada a como caer de la tabla para evitar lesiones.

Las caídas descontroladas de la tabla están a la orden del día, los mayores problemas que podemos derivan de dichas caidas: lesiones, tablas partidas, colisiones… Incluso en ocasiones permaneces mucho más tiempo de lo deseado debajo del agua y sin saber donde estas. Actualmente existe un modo de caer para evitar problemas, los surfistas profesionales lo hacen de forma instintiva, y con un poco de entrenamiento tú también podrás conseguirlo.

En olas pequeñas de 1m/1’5m, los riesgos de las caídas no son tan grandes como pueden serlo en olas de mayor tamaño, las peores cosas que nos pueden suceder son las siguientes:

  • Golpes: Si la tabla te pega a ti, a otra persona o al fondo, es muy probable que termines tu sesión de surf con un buen golpe, o con la tabla fuera de servicio durante un tiempo.
  • Tablas partidas: El labio de la ola en su caída tiene muchísima fuerza, tanta como para partir por la mitad tu tabla de surf. A pesar de la creencia general, la mayoría de las tablas se parten con el labio de la ola.
  • Romperte el Cuello: si lo primero con lo que chocas contra el fondo es tu cabeza, es muy probable que acabes inconsciente o paralítico.
  • Cortes: las quillas están muy afinadas y pueden hacerte un buen tatuaje, además, si la tabla se rompe, los bordes pueden cortarte, causándote heridas graves ya que la fibra puede infectar las heridas debido a la dificultad de su limpieza
  • Golpear a otros surfistas: si cae otro surfista cerca de ti puede golpearte con su tabla o viceversa, si es un tío normal, puede que con un perdón baste, pero como te toque un neandertal de los que abundan en nuestras costas, puede que te lleves un mal rato.
  • Ahogo: Es el caso menos común gracias al trabajo de los socorristas que trabajan en nuestras playas, aunque a veces el mar ya se lleva a alguno que otro.

¿Qué debemos tener en cuenta cuando caemos?

  1. Que tipo de fondo nos espera. si te encuentras surfeando una playa de arena, puedes impulsarte en el fondo para salir lo antes posibles, en cambio si te encuentras en una playa de rocas o un arrecife, debes intentar mantenerte a media altura entre el fondo y la superficie, saliendo a nado hacía donde te tire el invento.
  2. Donde está mi tabla. Debemos saber la situación de nuestra tabla, mientras caemos y tras la caída, es fácil que la ola lance la tabla contra ti, por ello debemos controlarla e intentar cubrirnos o apartarla. Aquí servidor el año pasado salió del agua con el pómulo morado y hace un par de semana me lleve un buen recadito en el muslo.
  3. Donde hay más surfistas. Cómo he comentado antes, puedes golpearles con tu tabla o que ellos te golpeen a ti, puede que te regalen un buen tatuaje de quillas.
  4. Qué otros obstáculos puedo encontrar. Rocas, espigones,muelles, resaca, corrientes, más olas… Debemos de tener en cuenta estos factores en todo momento para no meternos en mayores problemas.Normalmente, si estás en tu lugar habitual de surf, tendrás todo controlado, pero si viajas a un nuevo spot, pregunta a algún local, observa el mar durante 15-20 minutos, es probable que ahorres tiempo y disgustos.

 

Como caer adecuadamente

  1. Salta lejos de tu tabla. Si sabes que vas a caerte, aprovecha tu poca estabilidad para saltar lo más lejos posible de tu tabla. El mejor sitio donde saltar es detrás de la ola o sobre la espuma. Si eres afortunado, puedes meterte en el interior de la pared y atravesarla para salir detrás de la ola. Nunca saltes delante de la tabla, porque es probable que te dé en la cabeza al caer. La mejor opción es empujar la tabla hacia delante desde el tail, de tal forma que la ola la arrastre y tu puedas quedar detrás de esta. El artículo de Surfscience,recomienda caer en la espuma.Si la ola justo acaba de romper, la espuma puede hacerte, a ti y a tu tabla, una interesante lavadora.
  2. Saltar poco profundo. A pesar de que pueda cubrir más de 2—3 metros, siempre debemos saltar tal y como lo haríamos en una piscina poco profunda. A veces saltamos pensando que cubre y nos topamos de lleno con el fondo, esto puedo provocar lesiones, así que lo mejor es no confiarse.
  3. El culo lo primero. Caer con el culo y con las piernas y brazos abiertos evitará que nos hundamos rápidamente y así no chocaremos con el  fondo. Hay mil maneras de caer, pero siempre debemos evitar caer con la cabeza, así evitaremos problemas.
  4. Tapa tu cabeza. Cuando surfeamos, la mayoría de la gente no llevamos casco, nuestra cabeza es, probablemente, la parte más importante de nuestro cuerpo, por ello cuando caigas asegurate de cubrirla bien con uno o dos brazos.
  5. Permanece relajado. Cuando caes, a veces tienes la sensación de que estas un montón de segundos debajo del agua, no es así. Os sorprenderíais de lo que vuestro cuerpo es capaz de aguantar en apnea. Los nervios, el pánico, sólo pueden empeorar las cosas, acelera nuestro corazón, consumiendo más oxigeno y no pensamos, con lo cual, mantente relajado. Luchar contra la ola sólo te sirve para consumir más oxígeno, por ello, espera, deja que la ola pase y después sal a la superficie. La ola nunca te sumergirá mucho rato.
  6. Mantente en la zona profunda. En las olas, la actividad y la fuerza se encuentra en la superficie, la pared de la ola y la espuma son las responsables de la fuerza de la ola, con lo cual, cuanto más profundo estés, menos movimiento habrá (he aquí la importancia de hacer un buen pato.) Deja que tu cuerpo se sumerja y las cosas irán mejor.
  7. Abre los ojos. Aunque no sea fácil abrir los ojos en el mar, si el agua está limpia, tener los ojos abiertos puede ayudarte a salir del marrón, como se suele decir, busca la luz al final del túnel, ahí está la superficie.
  8. Sal despacio. Aunque tu mente te pida aire, sube despacio y con un brazo por delante, no sabes si puedes toparte con otro surfista,  su tabla o la tuya.
  9. Coge tu tabla. Lo más rápido posible, agárrala, tenla bajo control,evitarás que te golpee, golpee a otro y así podrás remontar más fácilmente.Para cogerla nada hasta ella o tira del invento.
  10. Relájate y piensa que ha pasado. Una vez que hayas remontando y ya estés lejos de la rompiente, respira tranquilo y relájate. Piensa que ha ocurrido, cómo has actuado, qué has hecho bien, y qué mal, aprende de tus errores. La próxima vez que caigas recuerda que hiciste en esta ocasión e intenta hacerlo lo mejor posible, ten claro que problemas por olas vas a tener muchos, y seguro que mayores.

En conclusión, saber como caer y que hacer después de caer te vendrá bien para evitar problemas y poder disfrutar lo máximo posible tus sesiones de surf.

Y para terminar bien el post, una buena recopilación de caidas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s